Análisis de Datos – Gráficos y Fórmulas en Excel


Los gráficos se usan para presentar series de datos numéricos en formato gráfico y así facilitan el análisis de grandes cantidades de información

Tipos:
 
Gráficos de columnas:
Muestra los cambios que han sufrido los datos en el transcurso de un período de tiempo determinado o ilustra las comparaciones entre elementos.
Gráficos de líneas:
Muestran las tendencias en los datos a intervalos idénticos.

Gráficos Circulares:
Muestran el tamaño proporcional de los elementos que conforman una serie de datos, en función de la suma de los elementos. Siempre mostrará una única serie de datos y es útil cuando se desea destacar un elemento significativo.

 

Gráficos de Barras:
Ilustran comparaciones entre elementos individuales.

Gráficos de áreas:
Destacan la magnitud de los cambios con el transcurso del tiempo.


Gráficos Dispersión:
Muestran la relación entre los valores numéricos de varias serie de datos o trazan dos grupos de números como una única serie de coordenadas XY. Este tipo de gráfico se suele usar para datos científicos.

Un gráfico de Excel está formado por diferentes partes que incluyen el área del gráfico, las series de datos, ejes, leyendas, rótulos del eje, entre otros:

Área del gráfico: Esta es el área que se encuentra definida por el marco del gráfico y que incluye todas sus partes.


Título del gráfico: Texto descriptivo del gráfico que se coloca en la parte superior.


Series de datos: Son los puntos de datos relacionados entre sí trazados en un gráfico. Cada serie de datos tiene un color exclusivo. Un gráfico puede tener una o más series de datos a excepción de los gráficos circulares que solamente pueden tener una serie de datos.


Ejes: Un eje es la línea que sirve como referencia de medida. El eje Y es conocido como el eje vertical y generalmente contiene datos. El eje X es conocido también como el eje horizontal y suele contener las categorías del gráfico.


Líneas de división
: Son líneas opcionales que extienden los valores de los ejes de manera que faciliten su lectura e interpretación.


Título de eje:
 Texto descriptivo que se alinea automáticamente al eje correspondiente.


Leyenda: Recuadro que ayuda a identificar los colores asignados a las series de datos.

 

Formulas

Una de las características más utilizadas en Excel son sus funciones ya que nos ayudan a ser más eficientes en el manejo de la hoja de cálculo. Utilizamos las funciones para realizar cálculos con los valores de las celdas o también para modificar su contenido.

Absolutamente nadie puede cambiar el comportamiento de una función porque su funcionamiento está programado dentro de Excel. Lo que sí podemos hacer es conocer la amplia gama de funciones existentes y aprender a utilizarlas.

Microsoft ha creado diferentes categorías para organizar las funciones y a continuación encontrarás un listado de ellas. Al hacer clic en el enlace de abajo conocerás las funciones que pertenecen a cada categoría.

Funciones de Excel por categoría

Anuncios
Vídeo

Convergencia Tecnológica


Un documental sobre la historia de las telecomunicaciones y su evolución a través de los años, a partir de un desarrollo cronológico y tecnológico. Además, el alcance de las TIC y los cambios que produjeron en la sociedad.

Palabras Claves:

Convergencia Tecnológica

Ley de Moore

Espectro Electromagnético

Banda Ancha

Conectividad

IP

Redes

Recambio tecnológico – Proceso

Privacidad

Aldea global

El teléfono:

El teléfono móvil:

La Radio:

La televisión:

Los Satélites:

Internet:

Unidad 2: Convergencia Tecnológica y Funcionamiento de los sistemas de comunicación


Material de Estudio para este recorrido.

Descargarlo y tenerlo en la carpeta.

Intro: Convergencia tecnológica de medios

Unidad 2 Sistemas de Comunicación

Investigación Medios Locales


Investigación sobre medios de comunicación:

El objetivo de este trabajo de investigación, es indagar sobre el consumo de los medios masivos de comunicación  y su influencia (Prensa, Television, Radio, Internet, entre otros), en niños, adolescentes y jóvenes de la Ciudad de Crespo. 

1- Investigar sobre Medios audiovisuales locales (Medio, Nombre, Frecuencia/Canal, Estilo)

2- Investigar sobre Medios impresos locales (Nombre, Organización de la información (Secciones), Propietario)

3- Investigar sobre Medios Digitales locales (dominio, cómo está organizada la información, Redes Sociales)

4- Realiza una pequeña encuesta sobre este tema. 10 preguntas como mínimo – Categorizadas en Medios (Radio – TV – Internet – Prensa Escrita)

Medios Locales: Mira noticiero locales, lectura de diarios y revistas locales, escuchan radios locales (o de otras provincias);

uso de los medios locales y/o nacionales: realiza tareas escolares, por diversión; tipo de programas; frecuencia de uso, porqué lo escucha o mira; etc

¿Crees que es importante un espacio televisivo y/o radial que aborde temas de tu interés? ¿Cuáles serían esos temas?

Empresas de medios nacionales (preferencia, credibilidad, gustos, seriedad, trayectoria, opiniones, transparencia), etc.)

Les dejo un ejemplo de encuesta: CLAFIL20120911_0003

¿Cuáles son las páginas o portales a los que vos accedes cotidianamente? (facebook, twitter, instagram, snapchat, whatsapp, youtube, wattpad, Netflix, etc)

¿Cuánto tiempo le dedicas a cada medio?

Puedes agregar otras preguntas que consideres necesaria para tu investigación

5- Luego sistematizar toda la información recolectada utilizando planilla de cálculo.

6- Luego de la investigación realizada, elabora una conclusión final con los datos (Cuantitativa y Cualitativa)

Anexo:

Pasos para la elaboración de un proyecto de investigación:

https://sabermetodologia.wordpress.com/2016/03/06/partes-que-integran-un-proyecto-de-investigacion/

Big Data


El nuevo oro se llama Big data

La economía mundial considera que la gigante masa de información que crece por minuto en Internet es el nuevo gran activo. ¿Cómo convertirla en beneficios?

Hace cuatro siglos la introducción del microscopio permitió ver y analizar organismos a un nivel celular que jamás se había imaginado. Esto generó avances en el conocimiento, al servicio de la salud y las ciencias en general. Como el microscopio, hoy la tecnología se dispone a desenmarañar y darle sentido el reservorio más grande de información del planeta: Internet.

Según IBM, los más de 1000 millones de internautas del mundo alimentamos a diario la Red con cerca de 15 petabytes de datos. ¿A qué equivale? 1000 petabytes son un exabyte, 1000 exabytes son un zettabyte. En el año 2017 habrá 9 zettabytes de información en la Red según la consultora IDC. Un zettabyte corresponde a 75 mil millones de iPads de 16 gigas o a mil millones de discos rígidos como los de una computadora promedio de escritorio. En 2012, la Red contenía 2,7 zettabytes de datos, aproximadamente, y aunque es difícil pensar en esta cantidad de información, definirla y analizarla promete grandes beneficios para los usuarios. Según IDC, la cantidad de información en la Web se duplica cada 18 meses y aunque América latina todavía representa menos del 10% de la audiencia total mundial de Internet –8.9% según ComScore–, la participación en la Red no para de crecer y nuestro país es especialmente proclive al uso intensivo de las herramientas sociales y de la Web en general.

De qué se trata

Docenas de métricas como éstas alimentan la nube virtual y revelan nuestra conducta online
Docenas de métricas como éstas alimentan la nube virtual y revelan nuestra conducta online. Foto: Eva Mastrogiulio

Big Data es el término que se utiliza para describir los grandes volúmenes de datos que componen Internet y la posibilidad de obtener información sobre ellos.

La información en la Red está formada por datos estructurados –como las tradicionales bases de datos que puede tener, por ejemplo, una empresa de servicios sobre el consumo de energía de un usuario–, y por desestructurados, que en cantidad superan tres veces a los primeros. Buena parte de la información desestructurada –que representa el 80% del total– proviene de las herramientas sociales.

Para tener una idea de lo que pasa en la Red en sólo un minuto: se generan 98.000 tweets, se bajan 23.148 aplicaciones, se juegan 208.333 minutos de Angry Birds, 277.000 personas se loguean a Facebook y se ven 1,3 millones de videos en YouTube, entre otras decenas de métricas que alimentan sin cesar la nube virtual y le enseñan sobre nuestra conducta online. “Todas las industrias guardan y necesitan acceder a la información de maneras muy distintas –describe Marcelo Fandiño, CEO de EMC Argentina, empresa de almacenamiento y cómputo en la nube–. Algunos datos necesitan ser analizados en tiempo real, otros estar almacenados por años con consultas muy puntuales. Ahora tenemos una memoria gigante y lo que hay que hacer es darle toda la inteligencia.

El usuario se está volcando cada vez más a la Red para tener su información y pronto tendrá su máquina principal completamente alojada en la nube. Para eso tendremos que darle el máximo y más creativo análisis a cada documento y dato alojados allí.”

No es casualidad que en el Foro Económico Mundial celebrado en junio en Suiza, el concepto de Big Data haya sido protagonista. Un informe desarrollado durante el encuentro, llamado Big Data, Big Impact, declara a la masa de información gigante como una nueva clase de activo económico, como el dinero o el oro. Sebastián Bellagamba, director para Latinoamérica y el Caribe de la Internet Society, organismo mundial que vela por el buen desarrollo y crecimiento de Internet, reflexiona sobre el fenómeno: “No es la primera vez que se juntan datos nuestros, uno ha estado dando información buena parte de su vida, sólo que internet lo hace más evidente. La Red va coleccionando datos de nuestro perfil (sexo, edad, gustos, hábitos, procedencia); eso sirve para darnos mejores resultados en las búsquedas y que pueden servir para tomar decisiones o generar políticas públicas (http://www.lanacion.com.ar/2006460-la-democracia-no-esta-preparada-para-la-era-digital-y-esta-siendo-destruida) que impacten de manera positiva en la sociedad, que no es lo mismo que juntar y distribuir datos personales como número de DNI, dirección o nombre. Que la información de la Red crezca es deseable siempre que se respeten los libertades individuales y el usuario pueda elegir qué datos le da al universo virtual”, advierte Bellagamba.

Desde IBM explican el universo de Big Data a partir de tres v: volumen, variedad y velocidad. “Tenemos un gran desafío por delante, dado que se espera que para el año 2020 haya 35 zettabytes de información. Con IBM Insights trabajamos con plataformas de código abierto, le agregamos seguridad y el análisis es cada vez más intuitivo; intenta encontrar patrones y utiliza herramientas para conectar de esta información que proviene de lugares diferentes. El análisis tradicional de Business Intelligence (inteligencia de datos) ya no es suficiente. Si una telefónica sufre una caída de servicio y los usuarios empiezan a reclamar en las redes, debe poder acceder a esa información de inmediato para actuar cuanto antes”, ejemplifica Leonardo González Barceló, líder en Big Data de IBM.

Hasta aquí sólo tenemos una descripción de un fenómeno del que todo internauta –en mayor o menor medida– es parte. Cabe entonces la pregunta: ¿por qué debería interesarle este universo al usuario? o –quizás más relevante– ¿cómo afecta esta nube de datos en su vida?

Hasta donde llega

No es sólo más flujos de datos los que recibe la Web hoy, sino también datos completamente nuevos. En la actualidad, empresas y gobierno trabajan con miles de sensores digitales que arrojan información de todo tipo a la Red. En equipos industriales, automóviles, electrodomésticos, en las calles, estos sensores pueden medir –y comunicar– la localización, el movimiento, la vibración, la temperatura, la humedad y hasta cambios químicos en el aire. Esto, y la actividad en la Red en general, permite la toma de decisiones: qué construir y dónde hacerlo, prevenir un desastre natural, evitar un embotellamiento, detectar posibles derrumbes. “Es un fenómeno creciente, que antes existía, pero se daba en ambientes controlados con datos estructurados; ahora los datos provienen de todos lados. Google no existiría sin toda esa Big Data y es nuestra misión organizarla y entregarla a los usuarios de una manera que sea relevante para su vida”, dice Giraldo Hierro, líder de Enterprise Sales de Google.

Cualquier usuario puede también consultar y usar la inteligencia que se desprende de la Web. En Buenos Aires y muchas ciudades de la Argentina y el resto del mundo, cualquier usuario puede ir a Google Maps, introducir una dirección, elegir la vista de satélite y ver en tiempo real la congestión de tráfico de la zona que desea visitar, con información que los mismos usuarios envían a la Red por sólo usar su teléfono Android. También Google ha descubierto que ciertos términos de búsqueda sirven como buenos indicadores de la actividad de la gripe y desarrolló Flue Trends, donde cualquiera puede ingresar y ver la evolución de la gripe a través de datos globales de las búsquedas de los internautas en Google. Así, se pueden hacer cálculos aproximados de la actividad de esta enfermedad en determinadas regiones, lo que podría resultar de utilidad para tomar acciones de prevención.

También se puede usar la información para hacer más eficiente el consumo energético. “A través de la estrategia de Smart Meters de IBM, se analizó el consumo de electricidad de un barrio a través de sensores que enviaban datos de consumo. En base a esa información, la compañía fue capaz de determinar los hábitos de los vecinos en cada momento del día, ver cómo variaba la demanda y hasta cambiar algunos de esos hábitos con estrategias de premios y bonificaciones a sus clientes”, ejemplifica Barceló.

Otra cara de Big Data es que el ciudadano tiene cada vez más acceso a ver datos de gobierno que antes sólo eran analizados al interior de las administraciones públicas. En 2009, fue pionera la ciudad de Washington, que abrió las puertas a toda su información con Data.gov. En marzo de este año el GCBA implementó Buenos Aires Data, el primer repositorio público de datos abiertos del país basado en CKAN –la plataforma utilizada por otros gobiernos nacionales y municipales alrededor del mundo–. Se puede ver allí la ejecución presupuestaria del gobierno, el catálogo de las bibliotecas públicas de la ciudad (300.000 volúmenes), el movimiento de las bicicletas públicas (500.000 recorridos), y grandes volúmenes de información geográfica previamente disponibles sólo para uso interno, como los polígonos correspondientes a más de 300.000 parcelas que componen de la ciudad, entre otros registros.

A la luz de todo esto, no existe hoy una empresa de tecnología que despliegue su estrategia de negocio sin contemplar una mirada sobre Big Data. Ya sean de hardware, software o servicios, todas apuntan sus desarrollos e inversiones a herramientas y aplicaciones que puedan desarmar el ovillo más grande del mundo. Así EMC, HP, IBM, Netapp, Intel, SAP, entre tantas, lanzan herramientas para llegar a esos datos de manera más rápida e eficiente (algo que hace dos años se analizaba en una semana, puede hacerse ahora en un día). Por su parte, los gigantes de Internet como Facebook, Google y Amazon tienen herramientas propias para analizar la información, y las consultoras de análisis Web trabajan a destajo en aumentar el cruzamiento de estos datos estructurados y no estructurados en busca de un mejor aprovechamiento del universo virtual.

No seremos sólo testigos de este fenómeno, sino protagonistas de la era del nuevo oro.

NO ME GRABES

Una de las discusiones que se viene con Big Data está relacionada con los derechos de los usuarios a no ser rastreados –de así desearlo– en sus búsquedas en Internet y, como contrapartida, su responsabilidad (y no sólo la de las empresas) en la comprensión de los términos y condiciones de uso de cada sitio que visitan.

De a poco los principales navegadores –Chrome, Firefox, Explorer– están agregando herramientas para que el usuario pueda decidir cuándo quiere y cuándo no quiere dejar rastro o información sobre su navegación. (ver cookies)

Sin embargo, hay que tener en cuenta que al elegir estos filtros –se los conoce como Dont Track me–, también se le está quitando información a los sistemas para que brinden resultados más personalizados o tengan en cuenta los gustos o búsquedas frecuentes del usuario.

Falta una conciencia del usuario latino que aprueba términos y condiciones sin leer en la mayoría de las ocasiones qué es lo que está aceptando,

y también una predisposición mayor de las empresas a mantener las reglas claras y no estar cambiando sus condiciones constantemente.

Hoy Internet no es una tecnología en su madurez; hay que estar atentos para atender la libertad de expresión y también para que la legislación que se haga no coarte Internet.

Juan Damia, representante para Latinoamérica de la Digital Analytics Association y titular de Intellignos, empresa local de análisis Web, remarca la importancia de aportarle claridad a la privacidad del usuario: “Si no empezamos a favorecer la privacidad del usuario, en el futuro directamente se va a prohibir medir todo. Hay que educar y mostrar al usuario la importancia que tiene ser medido, y que esto no invade la información personal. Promovemos un código de ética para que los profesionales trabajen respetando la información de los terceros. En Europa esto está avanzado y la gente no se desuscribe, por el contrario, elige y administra su navegación de una manera responsable, porque ve los beneficios de la inteligencia aplicada a la información en la Web”.

Art. extraído de La Nación
Material para la carpeta:

Evolución de los Medios de Comunicación


¿Cómo evolucionaron los medios de comunicación?

Desde tiempos remotos el hombre se ha enfrentado con el problema de vencer las distancias y para resolverlo empezó a utilizar sus propios medios de comunicación.

Evolución de los medios de comunicación

La primera etapa de la comunicación fue probablemente la era de los signos y las señalesque se desarrolló en los inicios de la prehistoria, anterior al lenguaje.

Los antropólogos opinan que el hombre prehistórico entró en la era del habla y del lenguaje alrededor de 40.000 años atrás. Para el hombre Cromagnon el lenguaje ya era de uso común. Hace 5.000 años se produjo la transformación hacia la era de la escritura, la que se constituyó en una progresiva herramienta del progreso humano. Llegar a la escritura significó pasar antes por las representaciones pictográficas que reflejaban ideas hasta la utilización de letras que significaran sonidos específicos.

Otro de los mayores logros humanos a favor de la comunicación se produjo en el siglo XV con la aparición de la imprenta de tipo móviles que reemplazó a los manuscritos. La idea fue concebida por un orfebre, Johann Gutemberg, quien después de muchas pruebas descubrió un sistema único para hacer los caracteres de imprenta.

El nacimiento del libro amplió las posibilidades de la comunicación y la difusión de la lectura y de la escritura: ya en el siglo XVI las imprentas producían miles de libros en diversos idiomas.

En el siglo XVII, la publicación de periódicos era común en varios países de Europa occidental y se generalizó extendiéndose luego a las colonias americanas.

En el siglo XIX se habían aportado los primeros medios de comunicación instantánea: el telégrafo por cable (Samuel Morse en 1844) y el telégrafo sin hilos (Guillermo Marconi en 1895). El ingeniero Alexander Graham Bell patentó el teléfono en 1876.

Sobre todo a partir de los inicios de siglo XX, los periódicos, revistas y libros leídos en el mundo produjeron cambios en el modo de actuar y sentir de los hombres. La eficacia de la letra impresa fue contundente, y no tuvo rival hasta la aparición de otros medios masivos de comunicación que compitieron en la información.

La primera década del siglo XX aportó muchos perfeccionamientos técnicos, los equipos de radio se hicieron más livianos y poco a poco, la radiotelefonía se generalizó, sobre todo después de la Primera Guerra Mundial.

En 1929, J. Boird basándose en experimentos anteriores consiguió la primera transmisión televisiva, con una imagen muy poco definida. Diversas modificaciones técnicas las fueron perfeccionando y poco después se ponían en marcha las primeras emisiones públicas.

El nuevo medio fue paulatinamente incorporado a los hogares y en el período inicial, tener un televisor era para las familias un símbolo de status.

La televisión se generaliza a partir de la Segunda Guerra Mundial, y la apertura de la llamada “Era Espacial” en 1957 (cuando se puso en órbita el primer satélite artificial) abrió un nuevo panorama, pronto se contó con los primeros satélites de comunicaciones.

El cine fue inventado en 1895 en Francia, por Conisy Auguste Lumiere, y a las primeras versiones de cine “mudo”, se sumaron en las décadas de 1920 y 1930 el cine sonoro, los filmes en color (popularizados luego de la Segunda Guerra Mundial), el cinema Scope y otras técnicas. Su impacto sobre la sociedad fue notable. Cuando se generalizó la televisión, se puso en duda su supervivencia.

El descubrimiento de los electrones, de las ondas electromagnéticas, de los circuitos eléctricos y electrónicos, etc., sirvieron entre finales del siglo XIX y comienzos del XX para la construcción y desarrollo de instrumentos de comunicación preferentemente audiovisuales.

El siglo XX fue, en efecto, la era de la electrónica, la era atómica, la era de las comunicaciones, etc. La introducción de nuevas tecnologías modificó la lectura, el modo de vivir y de entender la realidad. Es el cambio cultural introducido por los nuevos medios de comunicación de masas, lo que va a provocar las reacciones más dispares, desde el entusiasmo más fervoroso hasta la condena más rigurosa.

Uno de los hechos más importantes e influyentes de la historia de la humanidad en los últimos siglos ha sido el desarrollo técnico. Ese desarrollo ha abarcado todos los órdenes de la vida: la producción, la vivienda, la manera de viajar, la vida rural y urbana, la forma de hacer la guerra, la ingeniería, etc. Uno de los aspectos de ese proceso ha sido el progreso de los medios de comunicación.

Cuando el 20 de julio 1969, la primera tripulación humana llega a la Luna, el suceso fue presenciado simultáneamente en todo el planeta, por centenares de millones de personas a través de sus receptores de televisión que captaban lo que estaba ocurriendo a más de 300.000 kilómetros de distancia.

La capacidad que tenemos hoy de hacer llegar nuestros mensajes a largas distancias en forma instantánea, a través de la televisión, la radio, el teléfono, la computadora o el fax, transmitiéndo casi simultáneamente datos e informaciones, nos es tan familiar que hasta actuamos con indiferencia ante ellos.

Los principales medios de comunicación en la actualidad son: el periódico, los libros, el telégrafo, el teléfono, la radio, la televisión e internet.

Los satélites, además, han permitido una comunicación más amplia y eficiente especialmente en la televisión y la telefonía.

 

Sistema de Numeración


TP: SISTEMAS DE NUMERACIÓN

binario, octal y hexadecimal:

 

Realiza en la carpeta:

Sistema de numeración binario:

Ejercicio 1:

Expresa, en código binario, los números decimales siguientes:  191, 25, 67, 99, 135, 276

Ejercicio 2:

Averigua cuántos números pueden representarse con 8, 10, 16 y 32 bits y cuál es el número más grande que puede escribirse en cada caso.
Ejercicio 3:

Dados dos números binarios: 01001000 y 01000100 ¿Cuál de ellos es el mayor? ¿Podrías compararlos sin necesidad de convertirlos al sistema decimal?

Ejercicio 4:

Expresa, en el sistema decimal, los siguientes números binarios:
110111, 111000, 010101, 101010, 1111110

Sistema de numeración octal:

Ejercicio 5:

Convierte los siguientes números decimales en octales:  6310,   51310,   11910

Ejercicio 6:

Convierte al sistema decimal los siguientes números octales:

458,   1258,   6258

Sistema de numeración hexadecimal:

Ejercicio 7:

Expresa en el sistema decimal las siguientes cifras hexadecimales: 2BC516,  10016,  1FF16

Ejercicio 8:

Convierte al sistema hexadecimal los siguientes números decimales: 351910, 102410, 409510

Conversión de números binarios a octales y viceversa:

Ten en cuenta las tablas para resolver los siguientes ejercicios:

Ejercicio 9:

Convierte los siguientes números binarios en octales: 11011012, 1011102, 110110112, 1011010112

Ejercicio 10:

Convierte los siguientes números octales en binarios: 258, 3728, 27538

Conversión de números binarios a hexadecimales y viceversa:

Ejercicio 11:

Convierte a hexadecimales los siguientes números binarios:

10101001010111010102, 1110000111100002, 10100001110101112

Ejercicio 12:

Convierte a binario los números hexadecimales siguientes: 7A5D16, 101016, 8F8F16

Presentar la resolución de los ejercicios para la clase siguiente

Dispositivos de Almacenamiento


En esta clase veremos y analizaremos los distintos dispositivos que se utilizaron y se utilizan para guardar, almacenar la información.

También veremos los distintos soportes que se utilizan para escribir los datos.

1° Lee el material que ponemos a tu disposición.

Dispositivos de almacenamiento

2°- Realiza las actividades que te fueron planteadas en la carpeta.

 

Integración 1º trimestre 5º año


Trabajo integrador:

intregración 1º trimestre

Macro y microambiente de una empresa


Macroambiente y microambiente de las empresas